FAFSA: más que solo ayuda financiera federal

Completar la FAFSA es el primer paso para obtener cualquier tipo de ayuda financiera para la universidad. Desafortunadamente, cada año, demasiadas familias en los EE. UU. no presentan la FAFSA porque suponen que no son elegibles para recibir ayuda financiera, entonces, ¿por qué molestarse con los trámites? El error más grande que puede cometer al obtener ayuda financiera es no completar la FAFSA.

Otros beneficios de la FAFSA además de la ayuda federal

Mientras que la FAFSA es obligatoria si desea solicitar un préstamo estudiantil federal o recibir becas federales, ese no es el único beneficio que obtendrá. Muchas universidades exigen que los estudiantes hayan presentado la FAFSA para ser considerados para la ayuda por mérito, aunque no se base en la necesidad económica. Además, ¡muchas becas externas requieren que hayas presentado la FAFSA para ser elegible para postularte!

Además, tus circunstancias financieras pueden cambiar en cualquier momento antes de que comience la universidad. Por ejemplo, los ingresos familiares pueden verse reducidos drásticamente por la pérdida del trabajo, o puede haber una emergencia imprevista que termine por agotar los fondos familiares. En tales casos, si ha presentado la FAFSA, es posible que aún pueda solicitar un préstamo para estudiantes y otros tipos de ayuda financiera, mientras que si no presenta la FAFSA, perderá toda la ayuda para la que es elegible, incluida la oportunidad de ganar dinero a través del programa de estudio y trabajo.

Así que adelante, llene la FAFSA. Es gratis, por lo que no tiene nada que perder y mucho que ganar.

¡Utilice el Buscador de préstamos estudiantiles gratuito de para comparar prestamistas y tasas de interés uno al lado del otro!