8 consejos financieros vitales para que los estudiantes universitarios ahorren dinero

La universidad presenta muchos desafíos financieros para los estudiantes y sus familias. Hay becas que ganar, precios de matrícula que considerar, préstamos que sacar, deudas que pagar. Sin mencionar que muchos estudiantes universitarios están económicamente solos por primera vez y tienen que lidiar con presupuestos, cheques de pago y cosas por el estilo.

Es por eso que hemos creado estas 8 lecciones importantes. Echa un vistazo a estos consejos para que los estudiantes universitarios ahorren dinero. Su cartera se lo agradecerá.

1. Crear un presupuesto

Crear un presupuesto es el primer paso para tomar decisiones financieras inteligentes. Un presupuesto le da una visión general de sus ingresos y gastos. Le ayuda a realizar un seguimiento de cuánto dinero tiene, a dónde va su dinero y dónde puede necesitar recortar.

Sin un presupuesto establecido, es fácil gastar de más y endeudarse más. Cuando crea un presupuesto, actúa como una verificación de la realidad.

2. Sea inteligente con los préstamos para estudiantes

Hoy en día es relativamente fácil obtener un préstamo estudiantil. Sin embargo, eso no significa que deba pasar el proceso sin problemas. Deberá investigar mucho, comparar varios prestamistas, tener un plan y conocer sus opciones.

Tenga en cuenta estos tres consejos al pedir préstamos para la universidad:

Primero federal: al pedir dinero prestado, los préstamos federales para estudiantes deben ser su primera opción. Vienen con tasas de interés más bajas y planes de pago flexibles. Maximice la cantidad que puede pedir prestada a través de préstamos estudiantiles federales y solo luego busque prestamistas de préstamos privados.

No pida prestado más de lo que necesita: cuando tome préstamos para estudiantes, no caiga en la tentación de pedir prestado más de lo que necesita. Pide prestado solo lo que necesitas para cubrir tus gastos básicos, no más. Cuanto más tome, más tendrá que pagar, con intereses compuestos además de eso.

Priorice los pagos de préstamos: ¿Tiene algo de dinero extra de regalos o de su trabajo de medio tiempo? Canalice eso en los pagos de su préstamo mientras aún está en la universidad. No tiene que hacerlo, pero pagar sus préstamos antes de tiempo puede ayudarlo a ahorrar mucho dinero a través de intereses a largo plazo. Le ayudará a hacer su vida más fácil después de graduarse.

3. Comience a ahorrar lo antes posible

Abrir una cuenta de ahorros en la universidad es una buena idea. Le ayuda a construir un fondo de emergencia para ayudarlo a superar esas emergencias que de otro modo agotarían sus ahorros. Abrir una cuenta de ahorros en la universidad también inculca hábitos financieros inteligentes que te ayudarán en el futuro.

4. Páguese usted primero

Pagarse a sí mismo primero implica poner un poco de dinero en ahorros primero, antes de gastarlo en cualquier otra cosa. Piense en ello como una inversión que le reportará grandes dividendos a largo plazo. Cuando te pagas a ti mismo primero, es posible que no te quede mucho al final del mes. Sin embargo, durante un período de tiempo, habrá construido un ahorro sustancial. El mejor momento para iniciar este hábito es ahora. Es igualmente importante ser consistente con pagarse a sí mismo primero después de cada cheque de pago que recibe. No tiene que ser mucho; poco a poco irá sumando.

5. Siga solicitando becas

Las becas son la principal fuente de dinero gratis para un estudiante universitario. Claro, tienes que trabajar duro para ganar becas. Pero el esfuerzo vale totalmente la pena por varias razones. No hay límite para la cantidad de dinero de la beca que puede ganar. Mejor aún, no tiene que devolver nada ni tiene que pagar ningún interés sobre el dinero. Acostúmbrese a buscar y solicitar becas con regularidad durante toda la universidad.

6. Toma un trabajo a tiempo parcial

Si tiene algunas horas libres cada semana, aprovéchelas tomando un trabajo de medio tiempo. Use las ganancias para pagar por adelantado sus préstamos o para financiar todas esas compras no esenciales. Esto ayudará a controlar la deuda de su préstamo estudiantil.

7. Sea inteligente al obtener y usar tarjetas de crédito

Obtener una tarjeta de crédito es una decisión financiera inteligente. Puede ayudarlo a desarrollar su puntaje de crédito, siempre que lo use de manera inteligente y realice todos los pagos a tiempo. Por otro lado, las tarjetas de crédito le facilitan gastar el dinero que no tiene. Esto puede dejarlo en una deuda aún mayor. Comience por buscar una tarjeta de crédito para estudiantes que se adapte a sus necesidades de compra.

Una vez que obtenga su tarjeta de crédito, úsela sabiamente. Acostúmbrese a realizar un seguimiento de cuánto está gastando y siempre pague el saldo en su totalidad antes de la fecha de vencimiento. Esto lo ayudará a construir un buen historial crediticio, lo que le facilitará obtener una hipoteca más adelante. Sin embargo, tenga en cuenta que los gastos imprudentes y los pagos atrasados ​​afectarán negativamente su puntaje de crédito. Obtener una hipoteca con un mal historial crediticio es aún más difícil que sin historial crediticio.

8. Aproveche los descuentos para estudiantes

Muchas empresas locales y en línea ofrecen importantes descuentos para estudiantes. En lugar de comprar en puntos de venta de precio completo, frecuenta aquellos que ofrecen descuentos para estudiantes. Desde papelerías y tiendas de abarrotes hasta restaurantes, encontrará varios vendedores que ofrecen estos descuentos. Comprar en estas tiendas es una excelente manera de obtener lo que necesita mientras aumenta sus ahorros.

¡Feliz ahorro, estudiantes!

Si disfrutó de estos consejos para que los estudiantes universitarios ahorren dinero, ¡asegúrese de consultar nuestros otros consejos útiles en nuestra sección Pagar la universidad!